Las imágenes que aquí se muestran han sido generadas a partir del movimiento del mar.

Los datos se obtienen, en tiempo real, de una boya ubicada en el mediterráneo, provista de un acelerómetro cuyos datos del movimiento del mar se envían por una placa Smart Citizen a una CPU ubicada en el chiringuito Espigó de la Playa de Llavaneras.

Cada imagen tarda aproximadamente X minutos en generarse y en un día pueden realizarse más de una a diferentes horas.

Cada una de estás representaciones gráficas es única y diferente a las demás, y para su creación además de utilizar los datos del movimiento del mar, se tiene en cuenta la luminosidad del día utilizando como sensor el panel solar del que dispone la boya.